"La aparición de la animación socio-cultural en el ámbito de la vejez es en respuesta a una ausencia o reducción de su actividad y sus relaciones sociales. Para llenar este vacío, la animación sociocultural favorece el surgimiento de una vida centrada en el individuo o grupo.

La animación socio-cultural concibe la idea de progreso de las personas mayores a través de su integración y participación voluntaria en tareas colectivas en el que la cultura desempeña un papel fundamental ... "
(Elizasu, 2001:13)

Por lo tanto, es necesario que existan programas de animación cultural, así como la adaptación a la demanda variable.

Debemos ser conscientes de las situaciones personales y de la comunidad, para descubrir las causas y consecuencias con el fin de comprometerse a resolver los problemas.

Se desarrollan actividades destinadas a mantener la capacidad funcional y cognitiva de las personas mayores, estimuladas por la actividad física, mental, expresión artística, expresión y comunicación, entre otros.