"Se pretende promover el bienestar de los ancianos en convivencia y ambiente saludable, minimizando los problemas de las propias personas mayores, proporcionando las condiciones de vida que pueden hacer que se sientan confortables física y psicológicamente".

Principales funciones del trabajador social:

- Asistir con trato personalizado a todos aquellos que buscan una entrada en nuestra casa.

- Cuando hay una vacante, en colaboración con la Dirección lleva a cabo una entrevista con las personas mayores y sus familias, a fin de preparar la admisión.

- Acompañar desde el principio a los ancianos, o la familia, ayudándoles en todo lo que necesitan.

- Alentar y fortalecer las relaciones entre los ancianos, miembros de la familia, amigos y comunidad en general;

- Trabajar conjuntamente con el equipo técnico para la evaluación y resolución de los problemas que puedan surgir durante la estancia de los ancianos en el hogar.

"Fundamentalmente es trabajar con la gente,  tener interés en sus historias de vida, sus problemas  y, sobre todo,  respeto a su autonomía y la libertad individual ".